La garantía por la calidad de los materiales es de por vida y por defectos de fabricación para nuestros productos es de 1 año. No cubre el desgaste natural que sufre el producto con el uso, ni los daños originados por mal uso del mismo, tales como:

Sumiduras.
Reventada de cadena o pulsera.
Rayones profundos.
Ruptura o pérdida de piedras preciosas, o de cualquier piedra engastada en la joya.
Daños originados en la joya por contacto con: sudor, cloro, agua salada, productos químicos, productos de limpieza, maquillaje, agua caliente, perfumes, cremas y lacas.
Cambio del estado natural de la piedra preciosa o semipreciosa.


Las joyas en oro blanco requieren de un mantenimiento periódico (Rodinado) para conservar el brillo y el color. El rodinado con el uso, contacto con cremas, perfumes y jabones tiende a perderse, lo cual no es un defecto de fábrica del producto y por lo tanto no lo cubre la garantía.

Las joyas con piedras sufren deterioro del engaste con el uso normal, cuando se golpean o rozan, ocasionando que las piedras se suelten, lo cual no es un defecto del producto y no está cubierto por la garantía.

La ampliación o reducción de los anillos en oro hasta una talla se hará sin cobro para el cliente por una sola vez.